Primero de mayo de 2018 – Declaración Conjunta de Partidos y Organizaciones MLM

“Proletarios de todos los países; ¡Uníos!”
Karl Marx

El Primero de mayo de 2018 -200 aniversario del nacimiento de Karl Marx y 170 aniversario de la primera edición del Manifiesto del Partido Comunista, escrito por Marx y Engels- es una gran oportunidad para ratificar su relevancia y su poder como armas vivientes de los comunistas y proletarios de ayer, hoy y siempre.

“Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de luchas de clases.”

“Hoy, toda la sociedad tiende a separarse, cada vez más abiertamente, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases antagónicas: la burguesía y el proletariado. “

“El Poder público viene a ser, pura y simplemente, el Consejo de administración que rige los intereses colectivos de la clase burguesa.”

Este sistema produce continuas crisis -relata el Manifiesto-, estas son crisis de sobreproducción como manifestación del hecho de que “las condiciones sociales burguesas resultan ya demasiado angostas para abarcar la riqueza por ellas engendrada”.

¿Cómo logra la burguesía superar las crisis? “De dos maneras: destruyendo violentamente una gran masa de fuerzas productivas y conquistándose nuevos mercados, a la par que procurando explotar más concienzudamente los mercados antiguos”.

Pero esto solo proporciona nuevas y formidables crisis.

Pero la burguesía no solo ha creado armas que producen muerte sino también hombres que pueden usar tales armas para poner fin a su sistema.
“Estos hombres -relata el Manifiesto- son esa clase obrera moderna que sólo puede vivir encontrando trabajo y que sólo encuentra trabajo en la medida en que éste alimenta a incremento el capital.”

“De todas las clases que hoy se enfrentan con la burguesía no hay más que una verdaderamente revolucionaria, el proletariado; las otras clases están corrompidas y perecen, y cuando quieren recuperar los privilegios previos son conservadoras y reaccionarias, cuando caen en la masa del proletariado son parte de la lucha de clases proletaria”.

“Los proletarios pueden aprovechar las fuerzas productivas sociales de una sola manera, que es abolir todo el sistema de apropiación existente”.

“La historia, por tanto, se convierte en la historia de la lucha de clases y esta lucha de clases es la “guerra civil” más o menos embozada que se plantea en el seno de la sociedad vigente hasta el momento en que esta guerra civil desencadena una revolución abierta y franca, y el proletariado, derrocando por la violencia a la burguesía, echa las bases de su poder”.

El objetivo de los comunistas es claro y preciso: la formación en clase del proletariado, el derrocamiento de la dominación burguesa, la conquista del poder político por el proletariado.

La función de los comunistas se representa como una forma eterna e indispensable en el Manifiesto, ellos “luchan por alcanzar los objetivos e intereses inmediatos de la clase trabajadora, pero en el movimiento actual representan al mismo tiempo el futuro del movimiento mismo. Trabajan para despertar en los trabajadores la conciencia, lo más clara posible, del antagonismo hostil existente entre la burguesía y el proletariado para que los trabajadores puedan convertir las condiciones sociales y políticas en armas directas contra la burguesía”.

“Los comunistas apoyan en todas partes cuantos movimientos revolucionarios se planteen contra el régimen social y político imperante. En todos estos movimientos se pone de relieve el régimen de la propiedad como la cuestión fundamental que se ventila.”

“Los comunistas -hoy más que nunca, nos enseñan Marx y Engels- no tienen por qué guardar encubiertas sus ideas e intenciones. Abiertamente declaran que sus objetivos sólo pueden alcanzarse derrocando por la violencia todo el orden social existente. (…) porque los proletarios no tienen nada que perder salvo sus cadenas y tienen un mundo que ganar”.

El capitalismo, analizado por Marx, convertido en imperialismo en el desarrollo de Lenin, continúa atravesando una profunda crisis económica y lo descarga sobre los proletarios y los pueblos del mundo.

Hablan de “recuperación”, pero lo único que se recupera es la carrera por el beneficio, la riqueza y el armamento.

Para los proletarios y las masas populares tenemos; desempleo, precariedad, explotación y esclavitud, pobreza, robo de materias primas y recursos energéticos, devastación de terrenos y del medio ambiente.

Contra esta situación, proletarios y masas populares se rebelan tanto en los países imperialistas como en los países oprimidos por el imperialismo.
La burguesía imperialista y las clases dominantes esclavizan en los países oprimidos por el imperialismo a las rebeliones de los proletarios y los pueblos oprimidos que se oponen a la represión y las masacres. Los estados llevan a cabo siempre más reacción y fascismo.

Los proletarios y los pueblos resisten y desarrollan sus luchas y guerras populares para reafirmar que la revolución es la preferencia principal.

Las burguesías imperialistas y los estados reaccionarios esclavisas intensifican las contiendas interimperialistas y, a través de guerras de terceros, restablecen la preferencia hacia una nueva guerra mundial de división.

Contra la guerra imperialista uno solo puede contraponer la transformación de la guerra imperialista en una guerra civil revolucionaria y el desarrollo a escala internacional de las guerras populares.

Contra el camino de la revolución se opone dentro del movimiento obrero y popular, el camino del reformismo, el camino seguido por revisionistas y socialdemócratas para reconciliarse con los gobiernos y los estados imperialistas y favorecer la realización de sus planes.

Frente a la crisis del reformismo, la socialdemocracia y el revisionismo, nuevas fuerzas electorales populistas avanzan en interés de la burguesía y los estados imperialistas que usan la demagogia reaccionaria para dividir a las masas y subirlas al carro de las clases dominantes. El populismo es el combustible del fascismo y el neonazismo.

Comunistas y proletarios de vanguardia trabajan para convertir la rebelión de las masas en una revolución victoriosa de Nueva Democracia en los países oprimidos por el imperialismo, marchando así hacia el socialismo, y en las revoluciones proletarias y socialistas de los países imperialistas marchan hacia el comunismo. Los comunistas, basados ​​en las ideas de Marx, Lenin y Mao, adaptados a la realidad concreta de cada país, construyeron y desarrollaron nuevos partidos comunistas genuinamente revolucionarios, frentes unidos dirigidos por el proletariado de todas las masas explotadas y oprimidas, fuerzas de combate y ejércitos revolucionarios y populares.

Solo donde las masas tienen estos instrumentos, sus heroicas y generosas luchas pueden triunfar.

A escala mundial, las guerras populares dirigidas por partidos Marxistas-Leninistas-Maoístas son el referente estratégico decisivo y esencial.

La guerra popular en la India, que afecta directamente a uno de los principales bastiones del imperialismo y la reacción en el mundo, es un poderoso punto de referencia junto a las guerras populares en Filipinas, Perú y Turquía. Hoy, ellos muestran de forma concreta el camino para derrocar al sistema de explotación y opresión del imperialismo y de toda fuerza reaccionaria para la construcción de un nuevo poder y una nueva sociedad.

Los comunistas MLM deben estrechar y fortalecer su unidad, liberando las filas del movimiento comunista internacional de tendencias revisionistas y capitulacionistas, sin caer, al mismo tiempo, en la esterilidad del revolucionarismo pequeñoburgués, del dogmatismo.

La construcción de los partidos comunistas solo es posible al calor de la lucha de clases en estrecha relación con las masas, como un acto de la auténtica lucha revolucionaria por el poder.

En el bicentenario del nacimiento de Karl Marx, declaramos con fuerza; ¡El Marxismo-Leninismo-Maoísmo es el marxismo de nuestra época! La base esencial para la unidad de los comunistas en todo el mundo.

“Proletarios de todos los países; ¡Uníos!”, el gran lema señalado por Marx, es la bandera roja del internacionalismo proletario, es el arma para la construcción de una nueva Internacional Comunista.

El futuro del comunismo está en nuestras manos.

Comité para la Construcción del Partido Comunista Maoísta, Galicia, Estado español
Partido comunista (Maoísta) de Afganistán
Núcleo Comunista del Nepal
Partido Comunista del Nepal (Maoísta Revolucionario)
Democracia y Lucha de Clases, Estado Británico
Partido Comunista Maoísta – Italia
Partido Comunista Maoísta de Manipur
Liga Revolucionaria Maoísta – Sri Lanka
Organización Comunista del Trabajo – Túnez
Partido de los Khadéhines – Túnez
Partido Comunista Revolucionario – Canadá
Unión Obrera Comunista (MLM) – Colombia
Voz de los Trabajadores – Malasia

Partido Comunista de la India (Maoísta)*

* No podemos saber si el texto llegará a la India y cuando conoceremos la respuesta, en todos los demás años los camaradas indios firmaron la Declaración Conjunta.
** El texto se envió muy tarde y es posible que otras firmas lleguen tras el Primero de Mayo.
*** Algunas organizaciones han elaborado comentarios: estos comentarios se publicarán y envíarán en los próximos días.