Ante el 50 aniversario de la Masacre de Jabidah; !Aumentemos la lucha armada!

Hoy, 18 de marzo de 2018, el pueblo conmemora el 50 aniversario de la horrible masacre de los jóvenes moro en Corregidor, la Masacre de Jabidah.

Dicho incidente fue debido al plan frustrado “Oplan Merdeka”, planeado en secreto por el dictador Ferdinand E. Marcos. Siguiendo el Oplan, las fuerzas expedicionarias Jabidah, compuestas por jóvenes reclutas moro de Sulu, iban a organizarse para llevar a cabo la invasión de Sabah y apoderarse de Malasia. Marcos usó el histórico reclamo territorial del sultanato de Sulu, representado por el clan Kiram en Sabah para apoderarse de sus ricos recursos naturales y su rebosante comercio.

El Oplan Merdeka no fue ideado para otorgar a los moro su derecho a la autodeterminación, sino para expandir el alcance de la dictadura de Marcos. Desde allí, podría ofrecer amplios terrenos que luego se convertirían en fuente de materias primas para alimentar industrias imperialistas, en especial la de EEUU.

El testimonio de un superviviente relata lo macabra y brutal que fue dicha masacre tras expresar sus quejas sobre la discriminación y corrupción entre los oficiales militares que los entrenaron. Como consecuencia, el estado perpetuó su terror quemando una mezquita en Buldon, Maguindanao, el 22 de marzo de 1970 y masacrando a 70 moros en el barrio de Manili, Carmen, Cotabato Norte, en junio de 1971.

Hoy, pasados ​​50 años, parece que las diferentes administraciones simplemente sepultaron en el olvido las demandas de justicia del pueblo moro. En su lugar, abriendo aún más la herida, la actual administración de Rodrigo Duterte aviva con fuerza las llamas de la indignación del pueblo moro. Declaró la ley marcial en Mindanao el 23 de mayo de 2017, que fue dirigida contra el pueblo moro en la ciudad de Marawi, con el pretexto de perseguir al grupo armado Maute.

El terrorismo de Estado contra el pueblo filipino aumenta dirigiendo sus macabras campañas de matanza. Entre ellas está el asesinato sin fin tanto de activistas políticos a través del “Oplan Kapayapaan” como de consumidores de drogas menores a través del “Oplan Tokhang” donde se contabilizaron 14.000 víctimas. Es por tanto evidente que el estado no se preocupa lo mas mínimo de poner fin a su terror, sino que pretende agravar su ofensiva contra el pueblo moro y contra quienes se oponen a su fascismo.

A la luz del actual 200 aniversario de Karl Marx, sus principios básicos siguen siendo válidos y justificados. El único recurso de los oprimidos es abrazar la lucha armada. Marx nos enseñó la extensa filosofía y las estrategias y tácticas correctas para oponerse al imperialismo y alcanzar el socialismo. Las masacres de Jabidah y Buldon fueron ejemplos concretos de brutalidad imperialista representada por la marioneta Marcos y por los crímenes de guerra del actual régimen de Duterte a través de bombardeos despiadados contra las comunidades Lumad y Moro y el asesinato de activistas políticos.

Esto se pudo observar con la chispa de la resistencia armada del pueblo moro a través de la fundación del Frente Moro de Liberación Nacional (MNLF, por sus siglas en inglés), que fue el primero en defender el derecho de Bangsamoro a la autodeterminación. Pero el MNLF no pudo conseguir las aspiraciones del pueblo moro porque se comprometió con el régimen de Estados Unidos-Marcos y se rindió por completo en virtud del Acuerdo de Trípoli del régimen de Estados Unidos-Ramos. Por tanto, el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF, por sus siglas en inglés) surgió como otra organización revolucionaria que luchó valientemente contra el Estado reaccionario. A medida que pasa el tiempo, el MILF está considerando unirse con el gobierno filipino para una negociación de paz y renunciar a las armas para allanar el camino hacia la Ley Básica de Bangsamoro (BBL), que creen que les otorgaría el derecho de autodeterminación. Sin embargo, por nuestra experiencia con la historia del país, podríamos anticipar que el estado nunca otorgará dichos derechos. El régimen de Estados Unidos-Duterte habla continuamente sobre la BBL para suavizar la resistencia del pueblo moro, a pesar de la ambigüedad de dicha ley. Por tanto, es inevitable que otro grupo armado surja de nuevo.

Aparte, mucha gente moro está llevando a cabo la corrección de su lucha armada con el marxismo-leninismo-maoísmo como guía teórica. La “Organización de Liberación Revolucionaria Moro” (MRLO, por sus siglas en inglés) se fundó como una organización clandestina para los revolucionarios moro. Varios individuos moro son ahora miembros del Partido Comunista de Filipinas. Además, para derrocar al poder político del estado reaccionario, hay muchos moro que ahora tomaron las armas con el Nuevo Ejército Popular.

Por tanto, el “Frente Democrático Nacional – Región Norte Central de Mindanao” se une al pueblo moro para aumentar la resistencia armada contra el terrorismo de estado y la discriminación y para seguir avanzando en la lucha contra el imperialismo estadounidense.

Camarada Cesar Renerio, Portavoz
Frente Democrático Nacional – Región Norte Central de Mindanao
18 de marzo de 2018

Fuente: https://www.philippinerevolution.info/statements/20180318-on-jabidah-massacres-50th-year-further-intensify-the-armed-struggle