Repartición de la tierra y nacionalización de 14 industrias en la agenda de la siguiente sesión de negociaciones para la paz

MANILA- Los comunistas están empujando para la repartición de la tierra y nacionalización de las industrias en las conversaciones con el gobierno durante las negociaciones para paz en dos semanas.

El NDFP quiere nacionalizar 19 industrias incluyendo los de petróleo, acero y minería para el desarrollo económico y crear más oportunidades de empleo.

Estos asuntos serían centrales en los Acuerdos Completos sobre las Reformas Socio-económicas (CASER) en las negociaciones desde el 6 hasta el 10 de octubre en Oslo. Los ambos esperan llegar a un acuerdo en 6 meses.

“Estas reformas se constituyen la parte central del problema,” dijo el consultante Alan Jazmines en una conferencia de prensa. “El hambre es el primer sufrimiento.”

El NDPF percibe la reacción de Duerte hacia los EEUU como signos positivos.

Duerte declaró antes que, “No soy un marioneta de EEUU. Soy el presidente de un país soberano y no tengo la obligación hacia nadie excepto a la gente filipina.”

Jazmines menciona que, “habrá que ver hasta que punto es anti-imperialista. Para empezar, tiene una posición anti-imperialista que refleja que no quiere ser un marioneta de EEUU. Lo apreciamos, y esperamos que su posición anti-imperialista sería beneficiosa para nosotros.”

Según los acuerdos sugeridos por el NDFP en 1998, los servicios como el agua, la transportación, comunicación y electricidad serían nacionalizados.

También pide las “sinceras” reformas agrarias donde la repartición de la tierra es gratuita. Ahora, los beneficiarios tienen que pagar la amortización.

CASER es lo urgente en las conversaciones porque primero tenemos que abordar el asunto de estómago,”menciono Jazmines.