Ofensivas y enfrentamientos en el Magpet militarizado ridiculizan las declaraciones de las AFP sobre un NPA debilitado

Un oficial de policía fue abatido y otros 11 miembros del personal de la PNP [Policía Nacional de Filipinas] resultaron heridos tras una exitosa y demoledora operación por parte de los Combatientes Rojos bajo el Comando de Operaciones Subregionales del Monte Apo el 28 de enero sobre las 17:30 en Purok 4, Sitio Kabisig, Barrio de Poblacion en Magpet, Cotabato Norte. La ofensiva táctica, lanzada en la ciudad militarizada de Magpet, fue dirigida contra miembros de la Compañía Movil Provincial de la PNP a bordo de dos coches patrulla.

El fallecido en dicha ofensiva táctica fue el PO1 [Oficial de Policía] Christopher Anadon mientras que el PO1 Stephenson Parreno, el SPO1 [Ocicial Superior de Policía] Michael Escano, el PO2 Marinerl Pastores, el PO1 Eliezer Langcuban, el PO1 Darrell Ferolino, el PO1 Phil Jan Ray Canarejo, el PO1 Franz Deo Lechago, el PO1 Mark Vincent Vincent, el SPO1 Wilfred Perocho y el PO1 Ian Francis Seniel resultaron heridos en diferentes niveles de gravedad.

Un día antes de esto, el 27 de enero, una unidad del NPA consiguió eludir un ataque llevado a cabo por miembros del 19 BI [Batallón de Infantería] y sus paramilitares Bagani en Sitio Salingsing, Barrio Amabel. Un Combatiente Rojo, Ronnie “Camarada Dindo” Awe, de 44 años, cayó mártir mientras su hijo, el Camarada Wing Wing, de 20 años, fue herido durante el enfrentamiento. El Camarada Wing Wing, que sufrió heridas fatales de bala, fue trasladado de manera segura, pero en violación directa de los protocolos internacionales de guerra sobre “hors de combat” [Fuera de Combate], fue arrestado por personal del enemigo mientras se dirigía al hospital. Actualmente se encuentra bajo custodia militar mientras se encuentra en un hospital en la ciudad de Davao.

No hay verdad alguna en las declaraciones que las AFP difunden en los medios de comunicación de que el NPA sufrió más bajas durante el enfrentamiento. Los Combatientes Rojos pudieron contener hábilmente la iniciativa para evitar los planes de ataque del enemigo. Tal como es su procedimiento operativo estándar, el 19 BI descargó artillería pesada durante 4 horas al día siguiente, 28 de enero, en una zona densamente poblada.

Desde hace ya varios meses, los fascistas del 19 BI y el 39 BI en Cotabato Norte han estado repitiendo sin parar declaraciones sobre una significativa reducción de la capacidad de combate del NPA en la provincia o que el NPA pierde el apoyo de las masas en tales zonas. Ninguna de estas declaraciones tiene un mínimo de verdad como lo demuestran las continuas acciones militares iniciadas y la defensa activa llevada a cabo por el NPA. El hecho de que la demoledora operación, por ejemplo, se llevase a cabo (sin víctimas civiles o no intencionadas) cerca de la ciudad, demuestra de forma rotunda que el Ejército Rojo no ha perdido ni su dominio de la guerra de guerrillas ni el apoyo de su base de masas.

La verdad es que el NPA y el movimiento revolucionario en Cotabato Norte continúan adoptando una postura ofensiva activa ante la intensificación de la militarización por parte del 19 BI, el 39 BI, la PNP local y sus paramilitares y la indiferencia sin sentido del régimen de USA/Duterte sobre el bienestar de las masas. El fascismo y la negligencia estatal han empujado a campesinos, a los Lumad y a otras masas en la provincia a resistir y portar armas para poder hacer frente a los ataques económicos y políticos diarios del régimen.

ISABEL SANTIAGO
Portavoz del Comando de Operaciones Subregionales del Monte Apo
NPA-Región Sur de Mindanao

Traducido al español por Redspark
Fuente (en):
Frente Nacional Democrático de Filipinas