Condena al asalto imperialista sobre Siria

Estados Unidos, Reino Unido y Francia atacaron esta noche varios objetivos en Siria (desde el 14 de abril de 2018). Este podría ser el comienzo de una guerra a gran escala en la región.

Irak, Afganistán y Libia son países que han sido sumidos en el caos tras haber sido devastados por guerras imperialistas. Los intentos de llevar la “democracia” a estos países han terminado en el colapso total de la sociedad y han dejado a la población civil inocente en la pobreza, la desesperación y bajo crisis humanitaria. Lo mismo sucederá ahora en Siria, donde el pueblo está ya devastado a causa de varios años de guerra civil.

¿Por qué están los países occidentales bombardeando Siria?

Muchos caen en la retórica de que la guerra en Siria es necesaria para eliminar al régimen de Assad. Es fácil caer en la trampa, porque el régimen sirio ha oprimido a su propio pueblo durante décadas y ha aplastado cualquier oposición. Sin embargo, es el pueblo sirio mismo quien debería ser el responsable de eliminar su régimen opresivo y liberarse.

El gobierno noruego apoyará incondicionalmente el bombardeo, y también apoyará la guerra total contra Siria y su completa destrucción. Esto convierte a nuestros gobiernos en criminales de guerra. Cualquier resistencia contra la guerra en el parlamento probablemente será muy débil. La esperanza recae en la oposición popular.

Queremos que Noruega abandone la OTAN y retire todo su apoyo a bombardeos y actos de guerra en otros países. Queremos una Noruega libre que no pisotee a otros pueblos, sino que apoye a los millones de personas en el mundo que luchan por la verdadera paz y libertad.

Fuente: Tjen-Folket.co