La masacre de Gaza muestra la verdadera naturaleza del sionismo y el imperialismo

Tras la masacre cometida el 14 de mayo en Gaza por el ejército sionista, en la que las fuerzas de ocupación israelíes asesinaron a 61 palestinos que participaban en la Gran Marcha del Retorno por su derecho al retorno y por el fin del estado de sitio, el camarada Khaled Barakat, escritor izquierdista palestino, participó en un debate con el Comité de Comunicación del FPLP.

Camarada Khaled Barakat

“Lo sucedido en Gaza es una revuelta para librarse de la ocupación israelí y poner fin al estado de sitio que ha durado más de 11 años”, dijo Barakat. “Las clases populares en Palestina están recuperando su papel y reivindicando su causa, pues son testigos de un intento directo de los Estados Unidos, Israel y los regímenes reaccionarios árabes de eliminar los derechos nacionales del pueblo palestino”.

“El pueblo palestino ha asumido en Gaza la responsabilidad de poner fin al estado de sitio con sus propias manos”, declaró Barakat. “El papel de las clases populares también ha estado representado por la amplia participación de jóvenes y mujeres en la batalla, creando un terreno fértil para el desarrollo de formas de lucha creativas, desde cometas voladoras hasta arrojar piedras para recuperar el espíritu y las lecciones de tantas intifadas, incluida la gran intifada que nació y se desarrolló 30 años atrás”.

“La imágen en Gaza, con soldados israelíes disparando munición real contra civiles desarmados, estuvo acompañada simultaneamente por una celebración en Jerusalén por la apertura de la embajada de Estados Unidos en la capital palestina ocupada”, señaló Barakat. “Esta acción de los Estados Unidos y la administración Trump es observada por los palestinos como un ataque directo a sus derechos, en particular a sus derechos en Jerusalén”.

“Hoy, el triángulo de agresión al que se enfrenta el pueblo palestino es el mismo que siempre fue: el imperialismo, el sionismo y los regímenes reaccionarios árabes”, dijo Barakat. “Esto se hace hoy evidente con la relación entre Trump, Netanyahu y Mohammed bin Salman, el verdadero “eje del mal”. Es en este contexto y contra estas fuerzas que nuestro pueblo en Gaza está dirigiendo desde hace mes y medio, estos heroicos y valientes esfuerzos populares bajo el lema del regreso y el fin del estado de sitio”.

Barakat señaló que “la masiva participación popular, que ha superado ampliamente el número de ‘militantes de facciones’, ha puesto de relieve la inmensa ira popular y la resistencia contra el continuo estado de sitio y contra todas sus piezas y sus cómplices, en especial el sucio papel de la Autoridad Palestina en Ramallah que ha estado mortificando a nuestro pueblo en Gaza en un intento de crear una explosión interna de la Franja para dividir y desarmar la resistencia.” “Sin embargo,” declaró, “las clases populares han convertido esto en una ola insurrecta contra el verdadero enemigo, alzando los principios de las raíces mismas de la causa palestina: retorno y liberación”.

“Esta accion refleja la sabiduría de las masas, las clases populares, que constituyen la base de la resistencia armada y popular palestina”, declaró Barakat. “Si recordais, se suponía que el estado de sitio iba a ser levantado en 2009, 2012 y 2014, tras los grandes sacrificios y heroísmo de las masas palestinas. Sin embargo, tras cada agresión y cada guerra, el estado de sitio se ha vuelto más tenso y brutal. Las denominadas “garantías egipcias” que acompañaban al final de cada guerra se convirtieron en promesas vacías e Israel nunca hizo honor a ninguna de ellas”.

Barakat señaló que “nuestro mensaje hoy al mundo es mostrar el papel de la denominada ‘comunidad internacional’, en particular Estados Unidos y Europa, potencias imperialistas responsables del sionismo y el colonialismo en la región. También destacamos la importancia de no ser engañados por los medios empresariales y oficiales de occidente, que intentan convertir la lucha en Jerusalén en un asunto de rivalidad religiosa y convertir la masacre de Gaza en “enfrentamientos”. Aparte, es importante no presentar una falsa perspectiva sobre la causa palestina para parecer más aceptable o atractivo para estos mismos medios occidentales, minimizando los principios y demandas por los que decenas de miles de palestinos están marchando y enfrentándose a fuego real y por los que los palestinos han luchado durante más de 70 años”.

“Así como hay una gran cantidad de sacrificios, también vemos una gran cantidad de solidaridad y unidad comunitaria y social”, señaló Barakat. “Puediera parecer como si nuestro pueblo en Gaza estuviese luchando solo durante estos días, pero no es así. Este es un sentimiento general contenido hoy en toda contingencia popular palestina, ya sean palestinos en el Líbano, en Siria, en Jordania, en el ’48 o en el exilio y la diáspora. No obstante, esta nueva ola de resistencia popular palestina está uniendo a los palestinos en una unidad popular y no en una mera fachada de unidad oficial. La unidad sentimental masiva que los palestinos sienten debe transformarse en una unidad de acción material”.

“Esta semana, por ejemplo, hemos visto llamadas de acción conjuntas en casi todas las comunidades palestinas. Vemos acciones espontáneas en las que todo palestino de diferentes tendencias políticas está participando. Por tanto, el pueblo palestino no está dividido ni separado el uno del otro, a pesar de habladurías sobre ‘división'”, declaró Barakat.

“Lo que sucede hoy en Gaza es también una clara crítica y reproche a los compradores capitalistas palestinos en Ramallah. Es aquí donde encontramos la esencia de las contradicciones internas palestinas. El 99% de los palestinos está en conflicto con el 1% de palestinos que intentan hablar en nombre de ese 99% al tiempo que eliminan y negocian con sus derechos en su propio interés”, señaló.

“Los palestinos se enfrentan hoy a grandes desafíos. No es la primera vez en la historia de su lucha que lo hacen, sino que es parte además de lo que el pueblo de la región está experimentando; un ataque hegemónico e intensificado de los Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí y un intento por modificar el conflicto de la lucha anticolonial entre el pueblo árabe e Israel para crear un conflicto entre el pueblo árabe e Irán”, dijo Barakat. “La retirada de Trump del acuerdo nuclear de Irán, el último esfuerzo por atacar a Irán, demuestra cómo Estados Unidos no respeta sus propias palabras y se alegra de eliminar tratados en un momento de conveniencia para los intereses de sus gobernantes. Trump no solo amenaza al futuro del pueblo de Irán, sino también al del pueblo -que no al de los intereses del capital- de Europa y de los Estados Unidos”.

“En este contexto y debido a estos hechos, es hoy absolutamente necesario construir un frente de resistencia nacional unificado que incluya la resistencia armada en particular, con una estrategia nacional unificada conseguida a través de la participación popular. La libre participación del pueblo palestino en la lucha de liberación es tanto un deber como un derecho”, concluyó Barakat. “Hoy se pide a todos los palestinos que asuman sus responsabilidades, y la primera es reclamar su causa a aquellos que buscan firmar acuerdos en nombre del pueblo palestino. Para llevarlo a cabo, debemos crear un espacio para la más amplia participación palestina, así como la más amplia participación y alianzas árabes e internacionales”.

Traducido al español por Redspark
Fuente:
Frente Popular por la Liberación de Palestina