Jugendwiderstand: Solidaridad con el pueblo kurdo de Afrin!

Antes de nada: La “guerra civil siria” es una guerra subsidiaria entre imperialistas en la zona norte del pueblo sirio, donde viven árabes, kurdos, sirios, asirios, turcomanos y otros grupos étnicos. El principal culpable de este baño de sangre y genocidio es el imperialismo norteamericano y sus diferentes lacayos de la región (Arabia Saudita, Turquía, Qatar, Israel y compañía), que através de sus intervenciones, agresiones y bandas de mercenarios ponen todo en movimiento. Siria, un país semi-feudal y semi-colonial bajo dependencia y liderazgo del imperialismo ruso, es el campo de batalla central en la lucha de los EEUU para reafirmar aun más su hegemonía mundial y no para *derrocar al imperialismo ruso sino para alzarlo de nuevo.

A día de hoy no existe en este conflicto una facción de lucha armada relevante y organizada que represente al proletariado internacional y a los comunistas.

Los EE.UU. son el principal enemigo de los pueblos del mundo y esto queda claro allí mismo, entre la entidad colonial sionista de Israel, Turquía, estado de la OTAN asesino de kurdos, el repetidamente devastado y ocupado Iraq, las monarquías artificiales como Arabia Saudita por obra y gracia de los yanquis y la Siria ensangrentada. ¡Ellos son los responsables del derramamiento de sangre en esta región! Por tanto, una “alianza táctica” no es excusa para permitir que estos enemigos del pueblo construyan 13 bases militares en un país extranjero. Toda intervención e injerencia imperialista debe ser combatida y este es el lema correcto que debe sonar: ¡Muerte a los invasores!

Los imperialistas son bestias, asesinos de niños, carniceros de pueblos, y no conocen la lealtad y el honor. Sus intereses son incompatibles con los intereses de los pueblos. Y las supuestas “alianzas tácticas” desde una posición de debilidad conducirán lógicamente a un callejón sin salida o incluso al abismo y la traición.

Actualmente, los valientes luchadores kurdos tienen que sufrir una vez más. Los diversos imperialistas que abusaron de ellos para sus propios intereses, ahora los dejan morir de nuevo. Ahora, las tropas terrestres de Turquía, estado de la OTAN, desfilan por territorio sirio, no sin el permiso de los yanquis y también de Rusia, que vende los intereses nacionales de Siria. Abandonados por estadounidenses y rusos, el pueblo kurdo de Afrin, dirigido por las YPG, resiste heroicamente.

Por supuesto, hay algunos casos de evacuaciones de etnias en zonas controladas por las YPG. Y, por supuesto, también los hay, con más intensidad, cuando otras facciones armadas obtienen posteriormente el control de una zona. Algo así es lo que sucede en las guerras, precisamente cuando otras clases y no el proletariado internacional son los líderes en estos enfrentamientos, y esperamos que tanto las YPG como todas las demás fuerzas armadas de la región lo hagan. Y con total certeza, hay evacuaciones por motivos étnicos, políticos y religiosos, hay purgas y hay asesinatos en masa cuando las bandas reaccionarias bajo el liderazgo de la Turquía fascista y su ejército invaden las zonas kurdas de Rojava en Siria emulando el gran mito otomano.

Por tanto, la resistencia de los kurdos y de otras masas étnicas del bando de las YPG contra la agresión turca es justa y no tienen otra opción. A pesar de criticar la línea y la dirección del movimiento nacional kurdo y su trapicheo con el imperialismo, nuestra solidaridad con los indígenas, kurdos y otros combatientes contra la agresión se mantiene vigente, así como con los internacionalistas que luchan de su bando. Condenamos la injerencia de Turquía en territorio sirio.

Los tanques Leopard de la RFA imperialista con los que Turquía avanza, nuestros hermanos y hermanas kurdos en las calles de nuestras ciudades y los ataques de la policía de la RFA sobre ellos, nos recuerdan nuestra responsabilidad en esta lucha. ¡Practiquemos la solidaridad! ¡Intensifiquemos nuestra resistencia contra el sistema dominante!

¡Victoria para la resistencia del pueblo kurdo y demás pueblos de Afrin contra la agresión del estado turco!
¡Muerte al imperialismo!
¡Muerte a los invasores!

Source: Jugendwiderstand