Sobre Lorenzana y sus reclamadas “rendiciones masivas”

Lorenzana insiste en que hay ya 4.356 “rendiciones en el NPA”. Si la “predisposición a rendiciones masivas” continúa tal como afirma, habrá cerca de 10,000 “rendidos del NPA” para mediados de año. Por tanto; ¡Felicidades! bien merecidas para Lorenzana y Duterte, porque para junio habrían derrotado al NPA al menos dos veces (según cálculos de las AFP eran 3.700 los miembros del NPA a comienzos de 2018). Si nos permiten la pregunta: ¿no necesitarán todavía las AFP que se recluten 15.000 nuevos soldados?

Hay, efectivamente, algunos miembros del NPA que se han rendido. Nadie niega eso. Es el curso natural de la guerra. Sí, está Noel Legazpi, que una vez fue portavoz del NDFP en el Extremo Sur de Mindanao, pero que ahora hace de portavoz a Duterte.

La verdad que Lorenzana esconde es que el 99% de los que reclama como “rendiciones del NPA” son, en realidad, residentes civiles del barrio. Según detalles de su propio informe:

  • 626 – Regulares del NPA o “Sangay sa Partido Lokal” (Sectores locales del Partido)
  • 3.730 – Militia ng Bayan (Milicia Popular), miembros de organizaciones clandestinas de masas y simpatizantes

Aparte de los “Regulares del NPA”, cuyo número exacto no es especificado por Lorenzana, todas las demás categorías pertenecen en su mayoría a civiles desarmados en barrios, pero que Lorenzana denomina convenientemente como “miembros del NPA”.

Estos miles de habitantes no han sido acusados por un tribunal ni se han presentado pruebas contra ellos. Todo se basa en los servicios de “inteligencia” de las AFP allí donde sospechan que los habitantes de un barrio apoyan al NPA. En la mayoría de los casos fueron simplemente acorralados por soldados, obligados a firmar “listas de asistencia” en blanco y después se marcharon.

Sabemos que Lorenzana nos vendrá con cifras cada vez más grandes, sobre todo después de afirmar que el apoyo de las masas al NPA es “enorme”. Puede engañar al pueblo cuanto quiera. Pero no puede hacerlo a expensas de los derechos del pueblo. Él, Duterte y el escalafón militar y de defensa rendirán cuentas por estos abusos.

Fuente: CPP