¿Había civiles entre los ‘naxalitas’ asesinados en el ‘enfrentamiento’ de Gadchiroli?

Cerca de tres semanas después de que los comandos C-60 de la policía de Gadchiroli asesinaran a 40 personas en un supuesto enfrentamiento en la orilla del río Indravati, el grupo clandestino Partido Comunista de la India(Maoísta) (CPI(maoist)), publicó una declaración condenando los asesinatos. Aunque la veracidad de la fuente de esta declaración no pudo ser verificada de forma independiente, la carta afirma estar publicada por Shrinivas, secretario de la Sección Subzonal Occidental del Comité Especial de Zona de Dandakaranya. La carta había identificado y declarado que 22 de los asesinados pertenecían al grupo de rebelión armada.

Si la declaración tiene alguna validez, la policía de Gadchiroli tendrá que dar explicaciones sobre al menos tres de las personas de la lista de víctimas publicadas por la policía, los cuales eran “civiles” y no pertenecían al grupo. La carta indica que no ha podido obtener información del resto y por tanto, no ha podido confirmar la identidad del resto de las 15 personas que fueron asesinadas en el tiroteo policial.

Organismos de derechos civiles y varios lugareños ya han cuestionado la declaración policial, que el tiroteo no se realizó en defensa propia, sino que fue una artimaña bien planificada llevada a cabo a partir de informes de inteligencia recibidos por la policía. El informe de The Wire también generó serias dudas sobre la versión de la policía.

Ocho personas, la mayoría menores, de la aldea de Gattepalli, Gadchiroli, temían ser asesinadas en el tiroteo y es poco probable que formen parte del movimiento, teniendo en cuenta las declaraciones de las familias y las circunstancias en las que viajaron al lugar del tiroteo. Sus familias han afirmado que los ocho jóvenes, cinco niñas y tres niños, habían dejado Gattepalli para asistir a una boda en una aldea cercana a Kasansur, donde la policía abrio fuego el 22 de abril.

La carta de cuatro páginas firmada y emitida el 26 de abril apareció hace tan solo un par de días. Junto a una declaración detallada condenando los asesinatos, la carta publicaba fotografías de los asesinados en los tiroteos. Hay una página entera dedicada a nombrar las 22 personas que se reclaman como parte de la agruupación rebelde, junto a su rango en el partido. Tres de ellos han sido identificados como “civiles” y afirma que uno de ellos está vestido forzadamente de uniforme militar.

378417367 Declaración de los Maoístas by The Wire en Scribd

Según la lista, tres principales comandantes de agrupaciones naxalitas: Sainath, alias Dolesh Madhi Atram, presunto comandante del Permelli Dalam de Gattepalli (quien, según la policía, fue recientemente ascendido como miembro del comité de división); Srinu alias Srinath, miembro del Comité de División naxalita (popularmente conocido como ‘DVC’); y Nandu, se encontraban entre los asesinados en la emboscada. Además de ellos, seis eran comandantes adjuntos, cuatro eran miembros del comité del partido y el resto eran miembros del partido. Srinu tenía 45 años y fue el más mayor asesinado en el tiroteo. La más joven fue una chica de 18 años llamada Bujji Punem, alias Kranti de Korsagudem, distrito de Bijapur, Chhattisgarh. La carta decía que estos 22 supuestos naxalitas asesinados formaban parte de la Campaña de Contraataque Técnico (TCOC) de la región Aheri-Perimili y se habían reunido para debatir sus futuros planes de acción. La carta declaraba que esta fue su más grande pérdida en los 38 años de presencia del movimiento en la región de Gadchiroli.

Ningún miembro de la policía resultó herido en el supuesto “intercambio de disparos” con supuestos naxalitas. Imagen representativa: Reuters

El superintendente de policía del distrito, Abhinav Deshmukh, declaró que aunque la fuente de la lista aún no ha sido confirmada, contiene algunos nombres adicionales que la policía no había encontrado antes. “Algunos nombres no coinciden con las fotografías y también se mencionan nuevos nombres en la lista. Los estamos verificando. Nuestra investigación ha dado con nuevas evidencias y es posible que más de 60 naxalitas estuvieran presentes en el lugar”, declaró Deshmukh a The Wire.

Hasta el momento, la policía afirma haber identificado 19 cuerpos, de los cuales 15 ya han sido entregados a sus respectivas familias. Deshmukh declaró que sus oficiales estaban en proceso de verificar la identidad de cuatro más. “Varios de los cuerpos tendrán que ser identificados a través de muestras de ADN recogidas de los que se van presentando. Es un largo proceso”, agregó.

Los informes iniciales afirmaban que la policía había conseguido matar a 40 “naxalitas” en un intercambio de fuego mortal. Ningún policía fue herido en el supuesto “intercambio de fuego”. La policía declaró que sus más de 150 comandos C-60 se habían adentrado en el bosque de la aldea Kasansur, bloque Etapalli, a primera hora del 22 de abril, y cuando los naxalitas se reunieron a la orilla del río Indravati por la mañana, desarmados, fueron tiroteados. Hasta el momento, la policía confirmó y entregó un solo cuerpo de una niña a su familia. Dieciséis cuerpos fueron recuperados del río el mismo día y otros 18 en posteriores días. Otros seis, incluido Nandu, murieron en una zona cercana de Kapewancha en el bosque de Rajaram Khandla el 23 de abril.

La policía también ha comenzado el proceso de eliminación de los cadáveres no reclamados. “Hemos recogido sus muestras de ADN y hemos eliminado ya 20 cuerpos con bajo permiso del juez de la subdivisión. No hay normas sobre cuánto tiempo necesita ser conservado un cuerpo. El proceso de eliminación de los cuerpos ha sido grabado en video. Todos los cuerpos han sido enterrados en caso de necesidad de exhumación”, declaró Deshmukh a The Wire.

Se han ordenado dos investigaciones judiciales por separado sobre los dos incidentes. De acuerdo con la presente orden, los jueces ejecutivos investigarán los homicidios, en contra de la investigación judicial de magistrados ordenada en virtud del artículo 176 (1A) del Código de Procedimiento Penal (CrPC). Existen directrices claras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos publicadas sobre los procedimientos a seguir en caso de asesinatos extrajudiciales. En 2016, el alto tribunal de Bombay había recriminado al departamento de prisiones por no llevar a cabo estas investigaciones en caso de muertes en la prisión. Los asesinatos en enfrentamientos han permanecido lejos de la inspección del tribunal y han pasado desapercibidos e incuestionables.

El 3 de mayo, la policía de Gadchiroli publicó un anuncio a página completa en un destacado diario inglés con cinco nombres y la cantidad de recompensa en la cabeza de cada uno. El anuncio titulado, “Danos información, gana millones”, se publicó como parte de los “anuncios públicos rutinarios”, afirmó Deshmukh.

De entre esas cinco personas están incluídas: Malojula Venugopal, alias Bhupati de Yedapalli, KarimNagar, Andhra Pradesh; Dipak, alias Milind Teltumbde de Rajur, Wani taluka, distrito de Yavatmal, Narmada Akka de Guntur, Andhra Pradesh; Joganna, alias Chimala Narsayya de Ramgundam, Guntur, Andhra Pradesh; y Pahadsingh, alias Baburao Topha de Chhuriya taluka, distrito de Rajnandgaon, Chhattisgarh. Las recompensas en efectivo oscilan entre un millón seiscientos y 6 millones de rupias (entre 20 mil y 75 mil euros).

“Normalmente publicamos anuncios en periódicos regionales. Hace tan solo unos meses, publicamos varios reclamos de ese tipo en varios periodicos de Marathi. Esta fue la primera vez que decidimos publicar un anuncio en un diario en idioma inglés para llegar a las masas urbanas. Estos naxalitas en búsqueda tienen más de 50 años y han estado visitando hospitales y otros contactos en zonas urbanas. Por tanto, decidimos crear un anuncio que pudiera llegar a un público más amplio”, afirmó Deshmukh.

Fuente: The Wire