Familiares de 8 aldeanos asesinados en un falso enfrentamiento denuncian tortura y asesinato

Extractos del informe de The Wire (más abajo enlace directo al informe completo):

Las ocho personas asesinadas fueron Arjun, Etti Seenu alias Kumar, Essam Naresh alias Sudarshan, Turakali Madhu, Gadadala Sriniwas, Battu Adinarayana, Jakkiti Praveen Kumar y Omprakash. Todos ellos pertenecían a tribus relacionadas.

Los familiares de los asesinados han afirmado que los cuerpos de los hombres no tenían heridas de bala, pero parecía que habían sido severamente torturados.

Bhadradri Kothagudem (Telangana): No había nada estraño en la llamada telefónica del miércoles 13 de diciembre que Nunawath Arjun hizo a su familia por la tarde. Arjun, de veintidós años de edad, había llamado a su tía, Chandini Ishawat, para intercambiar saludos y hablar sobre el nuevo lugar de trabajo que había conseguido hace tan sólo unos días. “Dijo que le pagaban bien, 400 rupias por día (5€ aprox.). Me dijo que trabajaba junto a ocho más”, declaró Chandini.

Pero al día siguiente, Arjun, junto a otras siete personas, murió en un supuesto efrentamiento con la policía en el bosque de Tekulapally, distrito de Bhadradri Kothagudem, Telangana. La policía registró su alias como “Naveen”, pero su familia dice que nunca lo habían oído.

(…)

“El SI (Subinspector de policía) vino a buscarnos alrededor de las 14:30. Fuímos inmediatamente al hospital. Pudimos observar de cerca el cuerpo de Arjun que yacía sin vida en el hospital público de Kothagudem antes de realizarse la autopsia”, afirmó Chandini. (…) Chandini alegó que el cuerpo estaba en un estado terrible, con profundos cortes en la frente y el pecho. Supuestamente, los pies de Arjun estaban retorcidos, y los brazos y la mandíbula estaban rotos, dijo. “Parecía como si su cara hubiera sido golpeada con algún objeto duro. Fue severamente mutilado. Fue asesinado a sangre fría y más tarde se mostró como que había muerto en un efrentamiento”, dijo Chandini.

La familia afirmó además que el cuerpo no mostraba marcas de bala. “Inspeccionamos el cuerpo de cerca para buscar marcas de balas, tanto en el hospital como después de llegar a casa para la incineración. No se encontraron heridas de bala”, dijo Yesu Bhukya, vecino y pariente cercano.

(…)

Según Jha, ningún funcionario resultó herido en el “intercambio de disparos”. “Algunos sufrieron contusiones, pero nada serio”, dijo. Jha también agregó que el informe de balística aún no se ha realizado y que se desconoce el número de balas disparadas. “Estos informes llevan algo de tiempo”.

No obstante, los familiares de los fallecidos se han planteado serias dudas sobre la naturaleza de la operación y la credibilidad del relato de la policía.

(…)

El primo de Seenu alegó:
“Sus testículos estaban rotos y sus pantalones estaban manchados de sangre; la sangre salía de su boca, sus manos y su frente. Su mandíbula estaba completamente desencajada. También tenía profundas heridas en los hombros.”.

La familia alegó que Seenu no fue asesinado de la forma en que afirma la policía, intercambio de disparos, sino que fue secuestrado y llevado al lugar de los hechos junto con los otros siete y asesinados en un falso enfrentamiento.

(…)

El cuerpo de Adinarayana también sufrió varias lesiones que su familia cree que se debieron a golpes con un objeto pesado. “Tenía la cabeza muy destrozada”, dijo su madre, Lakshmi.

Informe completo: The Wire