Salud a todos los camaradas caídos

El 12 de agosto de 2017, un cerdo fascista arrolló con su coche a un grupo de antifascistas que habían tomado las calles. Los informes indican que 19 personas han resultado heridas y una persona ha sido confirmada fallecida.

“Aunque la muerte le sucede a todas las personas por igual, su importancia puede tener mas peso que el Monte Tai o ser más ligera que una pluma. Morir por el pueblo tiene mas peso que el Monte Tai, pero trabajar para los fascistas y morir por los explotadores y opresores es más ligero que una pluma”.

-Mao Tse-tung, 1944

Todavía no sabemos quién murió en el ataque. Pero basándose en el hecho de que estaban protestando contra los fascistas, una cosa está clara: esa persona murió como un héroe. Desde Charlotte honramos su memoria y su servicio al pueblo.

La manifestación de “Unite the right” (Unificar la derecha) de hoy marca la tercera reunión fascista en Charlottesville, Virginia en cuestión de meses. Ahí donde los fascistas estén seguros, se extenderán. Su presencia por sí sola es un ascenso contra las masas, sobre todo negros y morenos.

Cuando se llevan a cabo ataques fascistas, estos pueden intimidar a las personas menos activas para dejar de protestar contra el fascismo. De hecho, es lo que pretenden. Estos ataques actúan como un medio de control social, porque los fascistas quieren que su poder crezca. Debemos desechar las ilusiones de que el incidente de hoy es un caso aislado y construir un poder sostenible contra los fascistas. También debemos eliminar toda ilusión de que la policía proteje al pueblo de sus hermanos fascistas. El estado capitalista ha fomentado considerablemente la presencia fascista una y otra vez, no sólo en Charlottesville, Virginia, sino en todo Estados Unidos. La policía está con los fascistas en sus manifestaciones. Sus intereses están alineados de manera similar.

Esta no es la primera vez que un camarada ha sido asesinado protestando contra la supremacía blanca en el último año. En Charlotte hubo otro mártir que murió sirviendo al pueblo, Justin Carr. Fue asesinado por los cerdos mientras protestaba contra la ejecución policial de Keith Lamont Scott en septiembre de 2016. El CMPD (Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg) incriminó a otro manifestante por su asesinato. Debemos honrar la vida del camarada caído en Charlottesville y a Justin Carr por luchar infernalmente para destruir el sistema que permite al fascismo vivir. El sistema es el capitalismo-imperialismo. Tanto la policía de Charlotte como los fascistas de Charlottesville asesinaron a alguien para tratar de enviar un mensaje a las masas y consolidar su propio poder.

La estrategia indivisible para luchar contra el fascismo es triple:

1.) Crear una fuerza preventiva que pueda conseguir de manera efectiva que el principal campo de reclutamiento de fascistas se oponga al fascismo. Esto incluye a la clase obrera blanca, la pequeña burguesía blanca americana y a cualquiera que pueda ser reclutado por fascistas en los Estados Unidos.

2.) Militarizarse para combatir su violencia y proteger nuestra clase.

3.) Construir un fuerte movimiento revolucionario de masas, liderado por un partido MLM con políticos proletarios al mando. Luchar por la revolución socialista y por establecer una dictadura del proletariado para privar de todo poder a estos cerdos.

Estos incidentes no pueden llegar a ser habituales. Nuestro trabajo es proteger y defender a las masas mientras se prepara el terreno para que el pueblo revolucionario se levante y haga historia. Debemos trazar una línea en el suelo. Lo que pasó hoy nos demuestra que los fascistas no se detendrán, y tampoco nosotros.

¡SALUD AL CAMARADA QUE CAYÓ EN CHARLOTTESVILLE!

¡VIVA JUSTIN CARR!

¡COMABATAMOS AL FASCISMO CON COMUNISMO!

Fuente: https://qcmlmcollective.wordpress.com/2017/08/13/salute-to-all-fallen-comrades/