Flensburg, Alemania: No te destruyas a ti mismo; ¡Destruye al enemigo!

Hoy comenzamos nuestra primera campaña a gran escala. El lema de la campaña reza “No te destruyas a ti mismo; ¡Destruye al enemigo!”. Con esto, damos continuidad en Flensburg a la exitosa campaña de nuestros camaradas de Jugendwidestand. En las próximas semanas, distribuiremos y publicaremos la campaña adaptada a Flensburg en varios formatos. La información se publicará regularmente en nuestra página de Facebook.

El objetivo principal de la campaña es mostrar a la gente el lado negativo del consumo de drogas. Para nosotros, las drogas deben ser rechazadas por completo por dos factores cruciales. Tras el comercio de estupefacientes hay una gran maquinaria capitalista. Con este negocio, se ganan miles de millones de euros y dólares anuales, la gente corre el mayor peligro bajo otros mercados secundarios que surgen de este, como la prostitución y la trata.

La segunda razón para mantener nuestra actitud antidrogas es el efecto dañino en nuestros cuerpos, tanto psicológica como físicamente. Para nosotros, el sistema dominante pretende, através del consumo, mantener en silencio al pueblo y especialmente a la juventud. Los problemas reales de nuestro mundo están ocultos tras un carrusel de consumo, sentimientos como la ansiedad, la depresión y la desesperación se están extendiendo continuamente. Es mucho más fácil influir sobre el pueblo bajo estas cincurstancias.

Por supuesto, el aspecto físico es también uno de los aspectos psicológicos. Las drogas destruyen nuestros cuerpos, nos limitan por completo y con el tiempo toman nuestra salud.

Queremos debatir y debatiremos en las próximas semanas cada aspecto en detalle.

Si tienes preguntas, contacta con nosotros. Escríbenos un correo a: RK-Flensburg@gmx.de

Puedes ver y descargar nuestro folleto en el siguiente enlace: -Folleto original en alemán-

No te destruyas a ti mismo; ¡Destruye al enemigo!

Vive tranquilo; ¡Lucha con nervio!

Fuente original en alemán: Revolutionäres Kollektiv Flensburg, June 2018